noviembre 2019

¿Cuál es la mejor comida peruana?

Guía gastronómica de los platos peruanos más típicos y dónde comerlos.

Una de las principales razones para visitar un país es su gastronomía. La peruana tiene fama a nivel mundial por ser una de las más variadas del mundo, así que nuestras expectativas eran altas. Probamos muchos platos, típicos en todo el país y propios de cada región. La mezcla de sabores nos conquistó y disfrutamos de la comida peruana durante los dos meses que estuvimos en Perú.

Por eso mismo queremos compartir algunos de los platos típicos que probamos, para que en vuestro próximo viaje a Perú no os quede ninguno por degustar.

Tabla de contenidos

Los platos estrella del Perú

Ceviche

Siempre se asocia Perú al ceviche y no es para menos. Algunos lo escriben con “b” y otros con “v”, pero de lo que no hay duda es de que es uno de los platos más ricos de la gastronomía peruana. Consiste en carne de pescado y/o marisco marinada, que suele ir acompañada de choclo (maíz), camote (boniato), lechuga, cancha (maíz) tostada, cebolla, pimiento rojo y, por supuesto, de la salsa leche de tigre. De pescado de mar, de río, mixto, de conchas negras… las opciones son infinitas.

Ceviche en la Barra Chalaca, Lima.

Lomo saltado

El segundo plato más popular es el lomo saltado. Consiste en tiras de lomo revueltas con patatas fritas, pimientos, cebolla morada y tomate. Nos recordó a la comida asiática y es que la salta es la clave, hecha a base de ají amarillo, vinagre de manzana y salsa de soja. ¡Una combinación explosiva!

Sanduches o Sanguches

Sí, habéis leído bien. Muchos son los restaurantes y bares que nombran así a los bocadillos en este país. De lechón, chicharrón, panceta, pejerrey… todos están buenísimos y suelen ir acompañados de cebolla roja en muchos casos y de todo tipo de salsas, ¡cómo no! Las más típicas son la de aceitunas, rocoto (pimiento) y palta (aguacate). Os aconsejamos salir del kétchup, la mayonesa y la mostaza y probar algo bien típico.

 

Sanduche de lechón en Arequipa.

Papa a la huancaína

Papas o patatas cocidas bañadas en una deliciosa salsa amarilla. La huancaína está hecha con ají amarillo (les encanta, y a nosotros también), leche o nata y queso. Siempre van acompañadas de aceitunas negras. Es un buen entrante para compartir y las verás en todos los bares y restaurantes.

 

Cancha tostada

Este tipo de maíz tostado es el entrante o snack más popular del país. Os recibirá en la mayoría de restaurantes y bares. Avisamos: ¡es adictivo! Nosotros acabamos comprándolo en los supermercados y llevándolo siempre encima.

Tequeños

O también llamados dedos de queso. Si queréis algo para picar que sustituya a las patatas fritas o los nachos, esta es la mejor opción. Masa wantán rellena de queso fundido. Suelen acompañarlo con salsa de palta y, en ocasiones, huancaína.

Tequeños con salsa de palta y huancaína.

Choclo con queso

En Perú hay muchos tipos de maíz, pero el más popular es el choclo. Y una buena merienda es hervirlo y acompañarlo del típico queso peruano, parecido al queso fresco. Lo venden, sobre todo, en los puestos de la calle.

 

Chicha morada

La bebida peruana por excelencia. Hecha a base de maíz morado, este jugo está en todas las cartas. El maíz se hierve y se le añade cáscara de manzana, piña, canela y clavo.

 

Jugo de limón y maracuyá

En Perú no hay tanta variedad de frutas como en Colombia, pero siempre quedará el refrescante jugo de limón o maracuyá, que tampoco fallan en ninguna carta.

¿Por qué Lima es la capital gastronómica de Sudamérica?

Lima es conocida como la capital gastronómica de Sudamérica y este título no es gratuito. Variedades de todo el país se pueden degustar en hoteles, restaurantes, cevicherías, mercados y puestos callejeros. Si no tenéis tiempo de recorrer todo el Perú, pero visitáis Lima, no os preocupéis, podréis degustar igualmente los platos más típicos en la capital.

Lima cuenta con algunos de los considerados como mejores restaurantes del mundo. Los tres que cuentan con Estrellas Michelín son “Central”, “Maido y Astrid” y “Gastón”. Pero no solo eso, son tres de los restaurantes más económicos del mundo con este reconocimiento, y aunque generalmente no entra dentro de un presupuesto mochilero, es otro de los atractivos de la ciudad.

Además, Lima es la sede de la feria gastronómica Mistura, la más importante de América Latina, a la que acuden miles de turistas de todo el mundo para degustar todos los platos típicos que explicamos en este artículo, y muchos más que seguro que nos estamos dejando.

Sigue leyendo, al final del artículo os dejamos una lista de nuestros restaurantes favoritos, todos los de Lima recomendados por nuestro amigo Guille. ¡Sin sus recomendaciones no habríamos podido disfrutar tanto de la gastronomía limeña!

¿Qué comer en la selva?

Nuestro primer contacto con la comida peruana fue al llegar a Iquitos. Después de tres días comiendo arroz y galletas en la lancha que nos llevó de Colombia a Perú, llegamos al famoso mercado de Belén, empezaba la buena comida.

 

Cecina

¿Y eso qué es? Una delicia selvática. La cecina es carne de cerdo seca y ahumada. También suele ir acompañada de plátano maduro. La podréis probar en el mercado y en restaurantes, tanto en los más frecuentados por locales y como en los más turísticos. Os detallamos uno de cada al final del artículo.

Pescado de río

Lo primero que comimos en Perú fue pescado de río. En el mercado de Belén de Iquitos los vendían por 6 soles y nos supo a gloria. No tiene tanto sabor como el pescado de mar, al que estamos más acostumbrados, pero muchos habitantes del Perú lo prefieren, especialmente los iquiteños.

 

Plátano maduro

Típico del Caribe y la Selva, algunas variedades de plátano se cocinan antes de comer, se fríen principalmente. En Iquitos, en cambio, la mayoría se asaban junto al pescado y la combinación era exquisita.

Pescado de río y plátano maduro en el Mercado de Belén, Iquitos.

¿Qué comer en la costa?

Como toda comida de costa, el pescado es el rey. A parte del ceviche que ya hemos mencionados, existen otros platos marinos con los que se os hará la boca agua.

 

Causa Limeña

Este plato típico de Lima es ni más ni menos que una tarta de puré de patatas. Entre capa y capa de puré, podréis encontrar todo tipo de sabores, como un sabroso pulpo al olivo o pollo con mayonesa. Estas dos combinaciones son las que probamos nosotros, pero seguro que hay otras opciones. Como la variedad de papas del país es inmensa, el sabor es exquisito. Al ser un plato que proviene de la costa, las causas más famosas suelen venir acompañadas de pescado o marisco.

 

Jalea

El nombre nos sorprendió. ¿Jalea real? No, ni más ni menos que ‘pescaito frito’. Si optáis por la jalea mixta, disfrutaréis de una combinación de pescado y marisco arrebozado o apanado y frito. Además, nos supo diferente al pescado frito al que estamos acostumbrados en el Mediterráneo, así que creemos que no os podéis ir sin probarlo.

 

Pescado a lo macho

Muchas son las hipótesis acerca de la procedencia de su nombre, todas ellas relacionadas con la virilidad masculina. En todo caso, aunque existen varias variaciones hoy en día según dónde lo consumas, el pescado a lo macho se prepara con marisco, papas o yucas, y una salsa de ajíes por encima.

¿Qué comer en los Andes?

En los Andes la gastronomía cambia radicalmente para ayudar a combatir el frío y la altura. Aquí van algunos de sus especialidades:

Cuy frito

No creeréis lo que es un cuy: ¡un hámster! Sí, para nosotros son mascotas y para los peruanos uno de los platos más exquisitos. Suelen comerlos en celebraciones u ocasiones especiales y enteros. No dejan casi ni los huesos. ¿Lo más sabroso? Los ojos. Según ellos, claro, porque como comprenderéis esta parte no la probamos. Es importante avisar que la presentación del plato da bastante impresión. Si sois muy aprensivos, no será nada agradable para vosotros ni verlo.

Cuy frito andino.

Carne de alpaca

La alpaca es uno de los pocos animales que sobreviven a tan alta altura y sirven para todo, también para alimentar. Su carne se come a la brasa, a la plancha o en hamburguesa y nos pareció bien sabrosa.

 

Mate de coca o muña

En los Andes no beberéis otra cosa. Estas dos plantas se usan para combatir el mal de altura y aparte de masticarla, también se puede preparar en infusión. A nosotros nos gustó más la muña y no sabemos si nos funcionó, pero la tomamos a menudo y no nos afectó en exceso el mal de altura.

 

Caldo de cabeza

Cabeza de vaca o de cordero. Las veréis en los mercados de Cusco y os aseguramos que van directas a la olla. Nosotros probamos el de cordero y el sabor era excesivamente fuerte. Sin duda da energía para combatir los largos jornales en la montaña.

 

Tarwi

Esta legumbre andina acompaña muchos de los menús de los mercados. Es alta en proteínas, baja en carbohidratos y recomendada para diabéticos. El sabor es algo amargo. A decir verdad no nos gustó demasiado, pero os animamos a probarlo y aprovechar este súper alimento.

Cabezas en el mercado de los sábados en Cusco.

Tarwi en un menú en el mercado de Cusco.

Sopa de quinua

En Perú, la ‘quinoa’ se llama quinua y nosotros la probamos de dos formas: en sopa y bebida. En el primer caso, este cereal suele ser cocinado con caldo de verduras y la encontraréis en muchos menús de restaurantes como entrante.

 

Quinua con manzana

En cualquier pequeño puesto callejero de desayunos encontrarás esta increíble bebida, acompañando a los ‘sanduches’ de palta o queso. Es caliente y la combinación es excelente para empezar bien el día.

Cajamarca, la ciudad que nos conquistó con su comida

Frito con ceviche
 
Ya hace más de un mes que dejamos Perú, y más de dos que probamos el frito con ceviche y podemos decir que es uno de nuestros platos favoritos del país y de Sudamérica (hasta el momento). Esta combinación es originaria de la región de Cajamarca, y sorprende incluso a los propios peruanos de otras partes del territorio. ¿Cómo puede estar buena la unión de un plato caliente y otro frío? Buena no, para chuparse los dedos. El ceviche ya lo conocéis y el frito consiste en patatas cocidas y aderezadas con azafrán revueltas con trozos de cerdo.
 

Caldo verde

El desayuno estrella entre los campesinos cajamarquinos. Proporciona la energía suficiente para un largo jornal y además cura de todos los malos. Como su nombre indica su color verde radiactivo impacta y la combinación de verduras con queso está buenísima.

Frito con ceviche.

Caldo verde.

Arequipa, un paraíso gastronómico

Rocoto

El plato estrella de la Ciudad Blanca del Perú. El rocoto no es más que pimiento rojo picante -en una ocasión lo comimos verde- relleno de carne picada o molida, como ellos le llaman, aceitunas, guisantes, queso fresco, comino y perejil picado. ¡Pero cuidado, a veces pica y mucho!

 

Pastel de papa o pasta

El acompañante por excelencia del rocoto y el ceviche en el Mercado Camilo de Arequipa. Os ofrecerán dos variedades distintas: de patatas o tallarines. La receta lleva leche y crema de leche, huevo, queso y mozzarella.

 

Chupe de camarones

¿Os gustan las sopas de marisco? Si vuestra respuesta es sí, esta os va a encantar. La que nosotros probamos fue suficiente para tres personas y llevaba una gran variedad de verduras y cómo no, gambas y cigalas. ¡Para chuparse los dedos!

Rocoto con pastel de papa y ceviche en el Mercado Camilo de Arequipa.

Chupe de camarones en el restaurante La Nueva Palomino, en Arequipa.

Queso helado

Lo probamos y pensamos, ¿dónde está el queso? No lo tiene, pero nos explicaron que se llama así porque en un inicio se preparaba en forma redonda y se cortaba en cuñas. Es de leche, vainilla y canela y como a nosotros nos gustan los clásicos, este helado nos encantó.

La comida Nikkei

Si eres amante de la comida japonesa, no puedes irte de Perú sin comer Nikkei. En nuestro caso, la probamos en Lima, Cusco y Arequipa. Las mayores delicias fueron las Gyozas de ají y el Sushi acevichado.

Nikkei se le llama a los emigrantes de origen japonés y a sus descendientes. Esta comunidad en Perú es una de las más grandes del mundo y por ello hay una gran tradición y supone un rasgo identitario para la gastronomía del país.  

Gyozas de ají en el restaurante Limo en Cusco.

Sushi acevichado en el restaurante Limo en Cusco.

La comida Chaufa

La chaufa, también es mezcla de comida peruana con asiática, pero en este caso con la china. El arroz chaufa, por ejemplo, lo encontrarás en una gran cantidad de menús y platos y nos recordó al arroz tres delicias.

Nuestros restaurantes favoritos del Perú

Como ya hemos comentado, os dejamos aquí una lista con los mejores restaurantes que probamos en Perú. ¡Encuéntralos todos en el mapa: www.takemymaps.com/mapa-peru.

 

Restaurante Blanquita (Iquitos)

Restaurante barato y local. Aquí podréis probar todos los platos típicos de la selva peruana. No aceptan tarjetas y no se puede reservar. En este restaurante rige la ley del más rápido, así que ponte a la cola y en cuanto veas una mesa libre apresúrate a cogerla, ¡es muy fácil que se te cuelen!

 

Al frío al fuego (Iquitos)

Si os apetece relajaros y ver el mejor atardecer en Iquitos, este es vuestra mejor opción. El consumo mínimo son 60 soles por persona y tranquilo, que no te costará mucho llegar a él. Nosotros nos gastamos 130 entre los dos pidiendo una cerveza al llegar y un plato cada uno. Lo mejor es relajarte en su piscina y ver caer el sol.

 

La Barra Chalaca (Lima)

El mejor de los mejores si queréis probar un buen ceviche. ¡Nos encantó! Lo encontraréis en el barrio de San Isidro y es recomendable no ir en fin de semana, ni a las dos de la tarde, ya que no es muy grande y se llena enseguida. No se puede reservar, así que tendrás que presentarte en el local y a hacer cola. ¡Vale la pena esperar!

 

El Punto Azul (Lima)

Otro clásico, este en Miraflores. Tuvimos la suerte de ir con amigos y probar muchos de sus platos: jalea, ceviche mixto, de conchas negras, causa al olivo, chicha morada… por solo 12€ por barba. También es un restaurante concurrido, así que también recomendamos llegar pronto. Una curiosidad: mientras esperéis a ser servidos, podréis colorear los manteles con mandalas dibujados.

 

Cantarranas (Lima)

Si piensas en el típico bar lleno de bufandas de fútbol colgadas del techo, ese es el Cantarranas. Este clásico es un poco más caro que el resto, ya que los platos rondaban los 40-60 soles, es decir, 11-16€, pero qué decir del sabor. Lo que más nos gustó fue el Tacu-tacu, comida criolla de aprovechamiento consistente en arroz, frijoles, menestra y un sofrito a base de ají amarillo.

 

Restaurante Limo (Cusco)

La explosión de sabores hecho restaurantes. Si te encanta la comida asiática, marca bien grande este lugar en tu mapa. ¡Qué gyozas de ají, qué sushi acevichado! Nos decantamos por los platos más económicos de la carta y nos gastamos todo el presupuesto del día (20€ cada uno), ¡pero mereció mucho la pena!

 

Chola Soy, Sanguchería peruana (Cusco)

También en Cusco, si lo que quieres es probar un sanguche auténtico y generoso por un módico precio este es tu lugar. La carta no es muy extensa pero los bocadillos son grandes y están muy, muy buenos. Nosotros probamos el de lechón y pejerrey y, sobre todo este último estaba para chuparse los dedos.

 

La Nueva Palomino (Arequipa)

En Arequipa los restaurantes se llaman picanterías y hay muchas opciones para todos los bolsillos. Nosotros nos decantamos por una de las más famosas y acertamos. Por 10€ por persona probamos su delicioso chupe de camarones y el picante (una especie de plato combinado) «super americanos», con un poco de cada plato de la carta para salir con la barriga bien llena.

 

Estos y muchos restaurantes más en nuestro mapa de Perú: www.takemymaps.com/mapa-perú

¿Cuánto cuesta comer en Perú?

Depende. Los menús del día son muy baratos, más que en Colombia. Empiezan en 5 soles y pueden ascender hasta 15, dependiendo de la calidad y el tipo de comida. Los que incluyen lomo saltado o ceviche, por ejemplo, suelen ser más caros. En general, todos los menús incluyen una sopa y un plato principal con una proteína, arroz o pasta y, a veces, cuando no llevan un segundo hidrato, algo de ensalada, verduras o legumbres. Otra diferencia respecto a Colombia es que son más variados, pero era en ocasiones difícil encontrar opciones vegetarianas en los menús del día.

No obstante, para disfrutar de la comida peruana, necesitarás algo más de presupuesto. Los platos en los restaurantes oscilan desde los 20 a los 60 soles. Nosotros nos gastamos una media de 50 soles por persona y comida, teniendo en cuenta que en restaurantes no acostumbrábamos a pedir cerveza o postre.

Y hasta aquí nuestro artículo culinario. La variedad gastronómica peruana es tan extensa que no hemos podido incluir todos los platos del Perú. El caldo de gallina, el chicharrón, el tacu tacu, el tallarín saltado, verde… opciones hay muchas y lo que es seguro es que no te vas a aburrir. ¿Cuál es vuestro plato favorito del Perú? ¿Hay alguno que nos hayamos dejado que os gustaría resaltar?

¡Corre a visitar Perú y… a comeeer!

6 respuestas

  1. ¡Maravilloso artículo culinario! Muy completo y bien documentado con fotos estupendas. ¡Entran ganas de ir a probarlo todo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descuentos

5% de descuento en tu seguro de viaje Iati

Únete a @takemymaps

Viaja y comparte tus mapas con la comunidad

LILI

A lo largo de mi vida, he tenido diferentes aficiones, pero me quedo con una cámara y una mochila. Disfruto conociendo nuevos paisajes y personas, cada una con su historia. Viajo a través del vídeo y la fotografía, y ahora a tiempo completo mientras trabajo de forma remota y realizo voluntariados.

FRAN

Inventando mi camino encontré en las culturas y gastronomías del mundo una de mis grandes pasiones. Formar parte de esta gran aventura me permite conocer, ver, ayudar y oír las maravillas que nos presta este planeta. Ah, por cierto, en mi “tiempo libre” soy ingeniero de la energía freelance y viajero mochilero, a partes iguales.

Scroll Up